LOS MENONITAS: ORÍGENES

¿Alguna vez te has preguntado de donde provienen los quesos mas sabrosos que consumimos dentro de nuestro país? Pues te sorprendería que es hecho por manos también de una mezcla extranjera y que dentro del municipio de Cuauhtémoc muy cerca de las Barrancas de Cobre es donde se fabrican.
Justo ahí se ubica una comunidad que hace unos años por sus creencias religiosas temían de la energía eléctrica.

Se trata de la famosa comunidad “Menonita”, todos los hemos visto en algún momento y al instante resaltan dentro de nuestra vista ya sea por su aspecto muy albino o por su singular forma de vestir. Pero muchos desconocemos su origen o las diferentes costumbres que todas estas personas tienen y que por esa misma razón se vuelven únicos dentro de nuestro territorio mexicano.

Es curioso pero el lugar en donde fueron asentadas las primeras comunidades, los terrenos le pertenecían a los Zuloaga ¿te suena? Así es del que alguna vez fuera presidente de nuestro país, el señor Félix María Zuloaga. A ellos les pertenecían el casco del municipio y tiempo después fueron afectados por el presidente Álvaro Obregón y repartidos entre los menonitas.

Bueno, bueno ¿Y ellos de donde venían? Se dice que a mediados del siglo XV hubo diferentes corrientes religiosas que surgieron del catolicismo, entre ellas la doctrina de Cristo la cual fue exiliada por el papa por casi 17 años. Tiempo después en los países bajos un sacerdote muy estudioso del evangelio conoce en el norte de Alemania a una comunidad de “anabaptistas” estos lo convencen al sacerdote de tomar las riendas de su movimiento espiritual y social. Por lo que así fue como el señor de nombre Menno Simonsz comienza el movimiento “Menonita”

Por mucho tiempo toda esta comunidad fue perseguida en tiempos de la inquisición, esta es una de las razones por las que todas estas comunidades tuvieron que escapar de sus países de origen.

Fue un 1º de Marzo de 1922 saliendo desde Canadá un tren con destino a San Antonio de los Arenales, en el que arribaron por primera vez en nuestro país 9,263 personas que se distribuyeron en lo que hoy es el municipio de Cuauhtémoc y otros más en Namiquipa y Riva Palacio.

Son personas honestas que se dedican principalmente a la agricultura y a la fabricación de los derivados lácteos.
Sus costumbres religiosas los han mantenido limitados de algunas cosas que en la actualidad la tecnología nos facilita, pero que con el tiempo han cedido y se han moldeado para mejorar su calidad de vida.

Estas solo son algunas de las pocas cosas que envuelven a toda una comunidad y que resultan un atractivo para el norte del país Cuéntanos ¿Qué has escuchado de los menonitas?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *